EL "PSOE" SIN APOYOS EN LA IZQUIERDA
Discussion:
EL "PSOE" SIN APOYOS EN LA IZQUIERDA
(demasiado antiguo para responder)
Phillip Morris
2016-02-24 23:38:57 UTC
Permalink
Raw Message
Las fuerzas de izquierdas han dejado al PSOE aislado con el derechista
Ciudadanos ante la investidura de Pedro Sánchez. IU-Unidad Popular y
Compromís también han suspendido las negociaciones con los socialistas
unas horas después de que lo hiciera Podemos. Ese abandono, al menos
temporal, complica, además, la estrategia de desgaste que el PSOE
pretendía utilizar contra Podemos al acusar a los de Pablo Iglesias de
ponerse del lado del PP. Con su decisión, las formaciones de izquierdas
han logrado lo contrario al señalar a los socialistas la única vía que ahora
tiene posible: que el PP se abstenga para que Pedro Sánchez pueda sacar
adelante la investidura. 

IU-Unidad Popular ha paralizado sus conversaciones con los socialistas 
al entender que el único "espacio válido" para el diálogo era el de la mesa
a cuatro que había forzado Alberto Garzón. "Volcamos todo lo que
habíamos avanzado en este espacio a cuatro -ha expresado Sol Sánchez-.
Entendemos que este espacio a cuatro es el único válido", ha proseguido.
Por tanto, hasta que Podemos no se reincorpore, IU-Unidad Popular
tampoco seguirá conversando con los socialistas. 

"El PSOE ha dado un paso atrás muy grande -ha afirmado sobre el acuerdo
alcanzado con los de Albert Rivera-. Nuestra obligación es no tirar la toalla
y seguir presionando en la mesa a cuatro", ha dicho Sol Sánchez, para
quien ese mecanismo es la mejor fórmula para lograr un gobierno de
izquierdas que lleve a cabo políticas progresistas. "Es la mejor manera
para presionar para que el PSOE se decida por un programa de izquierdas",
ha señalado.

La coalición que lidera Alberto Garzón votará 'no' en la investidura de
la próxima semana si el programa de gobierno que defiende Pedro Sánchez
es el que ha anunciado este miércoles. "Es antagónico a nuestro programa",
ha expresado la diputada de IU-Unidad Popular. Además, ha revelado
que los socialistas se han mostrado dispuestos a llevar a cabo una "revisión
o una ampliación" del documento pactado con Ciudadanos.

Esa postura ha abierto una esperanza a los de Garzón: "Abre la puerta
a recomponer este espacio de conversación", ha expresado Sol  Sánchez,
que considera que así queda la puerta abierta a que Podemos se
"reincorpore". Además, ha manifestado que no ha visto un no tajante
en los de Iglesias a seguir negociando. No obstante, Iñigo Errejón ha
dejado claro que el documento rubricado por Sánchez y Rivera "tiene
que levantarse" para que se produzca de nuevo el diálogo y lo ha para-
lizado hasta que acabe la primera sesión de investidura el próximo
día 5 de marzo.

Compromís también ha suspendido las negociaciones al entender que
el acercamiento definitivo del PSOE a Ciudadanos hace imposible que
haya una mayoría suficiente para articular un gobierno del cambio.
"Quería aglutinar más de 200 votos a favor y ha conseguido el efecto
contrario, ha conseguido aglutinar más de 200 votos en contra y solo
130 votos a favor", ha expresado Joan Baldoví.


"Este documento constata el fracaso del PSOE de intentar armar una
mayoría para la investidura. Ha estado intentado sacar un documento
que no fuera incompatible con distintas fuerzas políticas -ha relatado
el portavoz de la coalición valenciana-. No ha conseguido que este
documento sonara bien sino que a más a más es un documento que
desafina para muchísima gente".

La posición de las fuerzas de izquierdas deja al PSOE solo con
Ciudadanos -y la diputada de Coalición Canaria y con un posible apoyo
del PNV que aún no está cerrado-. Pero, además, complica su estrategia
de responsabilizar a Podemos de impedir que haya en España un
Gobierno "progresista y reformista". Los socialistas habían empezado
a jugar al desgaste contra Iglesias al acusarle de hacer la pinza con
el PP. "Pablo Iglesias es la gran esperanza del PP", ha dicho Antonio
Hernando tras la ruptura de las negociaciones. 

SOLO LE QUEDA LA VÍA DEL PP

"Como fuerce unas nuevas elecciones y el PP se presente con otro
candidato y obtenga un mejor resultado, Pablo Iglesias no va a poder ir
por la calle, porque le van a decir de todo", expresaba una diputada
socialista este miércoles. Sin embargo, la suma de IU-Unidad Popular
y Compromís al abandono de Podemos dificulta esa argumentación. 

También les permite cambiar el relato. Son las demás fuerz as las que
están señalando a Pedro Sánchez el que con su 'no' es su única vía:
salir adelante gracias a la abstención del PP. "Esto aboca a una investidura
fallida salvo que el PP la favorezca con su abstención", ha deslizado este
miércoles Errejón, que ha recordado que es la fórmula que quiere Albert
Rivera, que ha reconocido que el documento podría suscribirlo el partido
conservador. 

En esa misma línea ha hablado Compromís sobre el acuerdo de los
socialistas con el partido naranja: "Va más dirigido a conseguir la
abstención del PP que a articular una mayoría de cambio", ha señalado
Baldoví, que ha insistido en que no tiene el espíritu del pacto del Botánico
gracias al que el socialista Ximo Puig gobierna en coalición en la Comunidad
Valenciana. 

En clave interna, el PSOE está a la espera de someter los acuerdos que ha
alcanzado a la consulta de la militancia, pese a que con las cartas que hay
sobre la mesa, no le dan los números para sacar adelante la investidura.
La tensión interna se ha relajado desde que el candidato socialista recibió
el encargo de formar Gobierno, aunque tras la firma del acuerdo con
Ciudadanos han surgido algunas voces críticas fundamentalmente por la
supresión de las diputaciones.

También, aunque menos explícitas, por la falta de concreción respecto
a la reforma laboral. Sánchez ha hablado de "derogación" de la legislación 
del PP mientras que el documento no lo refleja específicamente. Fuentes
socialistas reconocen que "en una negociación algo hay que dejar por el
camino" y admiten que "había gente dentro del PSOE que no quería ponerlo"
en el programa. Precisamente esa fue una de las batallas de la precampaña,
cuando distintas federaciones, entre ellas la andaluza, forzaron que el
programa recogiera la derogación total de la reforma del PP- incluidas las
indemnizaciones por despido- contra el criterio inicial de Ferraz de que
fuera un cambio parcial. 

Sobre las diputaciones ha habido más discusión. Dirigentes autonómicos
y provinciales han lamentado que el PSOE firme la supresión de esas
instituciones, pese a que las sustituirán por Consejos de Alcaldes con las
mismas funciones. Uno de los que lo ha criticado ha sido el presidente
de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha reconocido no estar
"contento" con ese debate. También el aragonés Javier Lambán ha defendido
la existencia de las diputaciones. El más contundente ha sido el presidente
de la Diputación de Jaén y líder del PSOE en la provincia, que ha anunciado
que votará en contra del acuerdo en la consulta a la militancia si figura la
supresión de las instituciones.

eldiario.es
Colt 45
2016-02-25 18:06:47 UTC
Permalink
Raw Message
Post by Phillip Morris
Las fuerzas de izquierdas han dejado al PSOE aislado con el derechista
Ciudadanos ante la investidura de Pedro Sánchez. IU-Unidad Popular y
Compromís también han suspendido las negociaciones con los socialistas
unas horas después de que lo hiciera Podemos. Ese abandono, al menos
temporal, complica, además, la estrategia de desgaste que el PSOE
pretendía utilizar contra Podemos al acusar a los de Pablo Iglesias de
ponerse del lado del PP. Con su decisión, las formaciones de izquierdas
han logrado lo contrario al señalar a los socialistas la única vía que ahora
tiene posible: que el PP se abstenga para que Pedro Sánchez pueda sacar
adelante la investidura. 
IU-Unidad Popular ha paralizado sus conversaciones con los socialistas 
al entender que el único "espacio válido" para el diálogo era el de la mesa
a cuatro que había forzado Alberto Garzón. "Volcamos todo lo que
habíamos avanzado en este espacio a cuatro -ha expresado Sol Sánchez-.
Entendemos que este espacio a cuatro es el único válido", ha proseguido.
Por tanto, hasta que Podemos no se reincorpore, IU-Unidad Popular
tampoco seguirá conversando con los socialistas. 
"El PSOE ha dado un paso atrás muy grande -ha afirmado sobre el acuerdo
alcanzado con los de Albert Rivera-. Nuestra obligación es no tirar la toalla
y seguir presionando en la mesa a cuatro", ha dicho Sol Sánchez, para
quien ese mecanismo es la mejor fórmula para lograr un gobierno de
izquierdas que lleve a cabo políticas progresistas. "Es la mejor manera
para presionar para que el PSOE se decida por un programa de izquierdas",
ha señalado.
La coalición que lidera Alberto Garzón votará 'no' en la investidura de
la próxima semana si el programa de gobierno que defiende Pedro Sánchez
es el que ha anunciado este miércoles. "Es antagónico a nuestro programa",
ha expresado la diputada de IU-Unidad Popular. Además, ha revelado
que los socialistas se han mostrado dispuestos a llevar a cabo una "revisión
o una ampliación" del documento pactado con Ciudadanos.
Esa postura ha abierto una esperanza a los de Garzón: "Abre la puerta
a recomponer este espacio de conversación", ha expresado Sol  Sánchez,
que considera que así queda la puerta abierta a que Podemos se
"reincorpore". Además, ha manifestado que no ha visto un no tajante
en los de Iglesias a seguir negociando. No obstante, Iñigo Errejón ha
dejado claro que el documento rubricado por Sánchez y Rivera "tiene
que levantarse" para que se produzca de nuevo el diálogo y lo ha para-
lizado hasta que acabe la primera sesión de investidura el próximo
día 5 de marzo.
Compromís también ha suspendido las negociaciones al entender que
el acercamiento definitivo del PSOE a Ciudadanos hace imposible que
haya una mayoría suficiente para articular un gobierno del cambio.
"Quería aglutinar más de 200 votos a favor y ha conseguido el efecto
contrario, ha conseguido aglutinar más de 200 votos en contra y solo
130 votos a favor", ha expresado Joan Baldoví.
"Este documento constata el fracaso del PSOE de intentar armar una
mayoría para la investidura. Ha estado intentado sacar un documento
que no fuera incompatible con distintas fuerzas políticas -ha relatado
el portavoz de la coalición valenciana-. No ha conseguido que este
documento sonara bien sino que a más a más es un documento que
desafina para muchísima gente".
La posición de las fuerzas de izquierdas deja al PSOE solo con
Ciudadanos -y la diputada de Coalición Canaria y con un posible apoyo
del PNV que aún no está cerrado-. Pero, además, complica su estrategia
de responsabilizar a Podemos de impedir que haya en España un
Gobierno "progresista y reformista". Los socialistas habían empezado
a jugar al desgaste contra Iglesias al acusarle de hacer la pinza con
el PP. "Pablo Iglesias es la gran esperanza del PP", ha dicho Antonio
Hernando tras la ruptura de las negociaciones. 
SOLO LE QUEDA LA VÍA DEL PP
"Como fuerce unas nuevas elecciones y el PP se presente con otro
candidato y obtenga un mejor resultado, Pablo Iglesias no va a poder ir
por la calle, porque le van a decir de todo", expresaba una diputada
socialista este miércoles. Sin embargo, la suma de IU-Unidad Popular
y Compromís al abandono de Podemos dificulta esa argumentación. 
También les permite cambiar el relato. Son las demás fuerz as las que
salir adelante gracias a la abstención del PP. "Esto aboca a una investidura
fallida salvo que el PP la favorezca con su abstención", ha deslizado este
miércoles Errejón, que ha recordado que es la fórmula que quiere Albert
Rivera, que ha reconocido que el documento podría suscribirlo el partido
conservador. 
En esa misma línea ha hablado Compromís sobre el acuerdo de los
socialistas con el partido naranja: "Va más dirigido a conseguir la
abstención del PP que a articular una mayoría de cambio", ha señalado
Baldoví, que ha insistido en que no tiene el espíritu del pacto del Botánico
gracias al que el socialista Ximo Puig gobierna en coalición en la Comunidad
Valenciana. 
En clave interna, el PSOE está a la espera de someter los acuerdos que ha
alcanzado a la consulta de la militancia, pese a que con las cartas que hay
sobre la mesa, no le dan los números para sacar adelante la investidura.
La tensión interna se ha relajado desde que el candidato socialista recibió
el encargo de formar Gobierno, aunque tras la firma del acuerdo con
Ciudadanos han surgido algunas voces críticas fundamentalmente por la
supresión de las diputaciones.
También, aunque menos explícitas, por la falta de concreción respecto
a la reforma laboral. Sánchez ha hablado de "derogación" de la legislación 
del PP mientras que el documento no lo refleja específicamente. Fuentes
socialistas reconocen que "en una negociación algo hay que dejar por el
camino" y admiten que "había gente dentro del PSOE que no quería ponerlo"
en el programa. Precisamente esa fue una de las batallas de la precampaña,
cuando distintas federaciones, entre ellas la andaluza, forzaron que el
programa recogiera la derogación total de la reforma del PP- incluidas las
indemnizaciones por despido- contra el criterio inicial de Ferraz de que
fuera un cambio parcial. 
Sobre las diputaciones ha habido más discusión. Dirigentes autonómicos
y provinciales han lamentado que el PSOE firme la supresión de esas
instituciones, pese a que las sustituirán por Consejos de Alcaldes con las
mismas funciones. Uno de los que lo ha criticado ha sido el presidente
de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha reconocido no estar
"contento" con ese debate. También el aragonés Javier Lambán ha defendido
la existencia de las diputaciones. El más contundente ha sido el presidente
de la Diputación de Jaén y líder del PSOE en la provincia, que ha anunciado
que votará en contra del acuerdo en la consulta a la militancia si figura la
supresión de las instituciones.
eldiario.es
Si el PSOE es de izquierda, yo soy un pigmeo del Congo.

Loading...